El máximo tribunal de Alemania declaró inconstitucional una ley que  data de 2015 y prohíbe el suicidio asistido con ayuda de empresas comerciales,  señalando que esto privaba a los pacientes de su derecho a determinar su propia muerte.

El tribunal alemán juzgó que el párrafo 217 del Código Penal vigente desde 2015, que establece penas de hasta 5 años de prisión para quien ayude a morir a una persona que desea acabar con su vida es contrario a la norma fundamental alemana.

En el país teutón, y de acuerdo con esa disposición, la eutanasia activa es punible, aunque está permitido interrumpir las medidas destinadas a mantener con vida a un paciente si es eso lo que este desea.

El Tribunal Supremo alemán había declarado inocente del cargo de homicidio a 2 médicos que habían ayudado al suicidio de 3 pacientes, preparando dosis mortales de medicamentos a solicitud suya, en 2019.

“La decisión no fue fácil”, aseguró Andreas Voßkuhle, el juez que preside el Tribunal Constitucional de Alemania, situado en Karlsruhe. Pero “este derecho incluye la libertad de quitarse la vida y de buscar ayuda de terceros para hacerlo”, insistió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here