El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, sale de la cárcel, luego de que el juez Danilo Pereira ordenó su libertad después de que sus abogados lo pidieran formalmente tras un fallo adoptado por el Tribunal Supremo.

Lula, de 74 años, cumplía una pena de 8 años y 10 meses de prisión por lavado de dinero y corrupción pasiva en el caso de un departamento triplex, en el marco de la ‘Lava Jato’ y estaba preso desde abril del año pasado.

Apenas el jueves, el Supremo definió por 6 votos a 5 un cambio de la jurisprudencia en la que decidieron que una persona no puede ser considerada culpable hasta que se haya dictado una sentencia final, es decir, cuando no hay más recursos judiciales en proceso. Al antiguo líder sindical le quedan todavía recursos pendientes, por lo que ha quedado en libertad.

Cristiano Zanin, abogado de Lula, dijo que “la decisión del Supremo Tribunal le ha dado a Lula una luz de esperanza de que pueda haber justicia. Nuestra batalla jurídica continúa y nuestro foco es la anulación de todo el proceso que llevó a su condena”.

Se espera que Lula ofrezca un discurso ante sus simpatizantes, que llevan desde el jueves frente a la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, en el estado de Paraná, en el sur de Brasil, donde ha estado durante un año y siete meses.

El exmandatario viajará a su residencia en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, en un avión fletado por el Partido de los Trabajadores y de acuerdo con el diario la Folha de S. Paulo, la idea es que descanse hasta el domingo, cuando realizará un acto en el Sindicato de Metalúrgicos de ABC, donde habló por última vez antes de entrar en prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here