El ministerio de Asuntos Exteriores de Irán convocó al encargado de negocios de Emiratos Árabes Unidos en Teherán, para expresarle su descontento por que autoridades de ese país permitieron a Estados Unidos enviar desde su territorio un avión militar no tripulado que luego ingresó al espacio aéreo iraní, informa la agencia IRNA.

Asimismo, la Cancillería iraní subraya que para Teherán “es inaceptable” el despliegue de las Fuerzas Armadas de un país extranjero en el territorio de otro Estado con el objetivo de violar el espacio aéreo de Irán.

El gobierno de Irán se refiere a la base militar de Estados Unidos ubicada en los Emiratos, desde donde despegó el dron RQ-4 Global Hawk que posteriormente fue derribado por la República Islámica.

Por otro lado, un portavoz del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas iraníes, Abolfazl Shekarchi, advirtió que Washington y sus aliados pagarán un alto precio por cualquier acto de agresión contra Teherán, y aseguró que habrá represalias con una fuerza abrumadora si Estados Unidos. se atreve a disparar incluso “una bala” contra la República Islámica.

En una guerra entre Estados Unidos e Irán, este último enfrentaría una “destrucción sin precedentes”, declaró el presidente estadounidense, Donald Trump, al señalar que no quiere que sea así.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here