Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico arroja sombras sobre el futuro de los jóvenes mexicanos, toda vez que al menos en los últimos 10 años, la posibilidad de encontrarse desempleados pasó del 35 al 38%.

Luego de la presentación del informe “El futuro del trabajo. Perspectivas de empleo de la OCDE 2019”, Paolo Falco, director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, la crisis económica mundial de 2008 marcó una tendencia creciente de desempleo entre los jóvenes, en especial los que están entre 20 y 30 años de edad.

Menciona que “la crisis dejó a los trabajadores jóvenes en situaciones de más dificultad porque eran trabajadores que iban a entrar al mercado o habían entrado desde hacía poco tiempo, no tenían habilidades desarrolladas porque eran muy jóvenes y fueron los que perdieron su trabajo”.

El especialista señaló que “los jóvenes es un grupo en el cual vale la pena enfocarse, hay habilidades que no siempre están en sincronía con lo que el mercado necesita”, aunque un problema más radica en el hecho de que muchos “ni siquiera tienen los recursos o la motivación para irse a la escuela”.

La OCDE refiere en su estudio que en los próximos 15 a 20 años, podría desaparecer 14% de los empleos existentes debido a la automatización, y que probablemente 32% de los empleos cambien radicalmente.

Más aún, nuestro país se ubica por encima de la media de la OCDE en torno al porcentaje de muchachos que no estudian ni trabajan, el cual asciende al 22%, contra el 13% promedio que registra el organismo que preside el mexicano José Angel Gurría en París.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here