Una joven residente de Taiwán sufrió daños incurables en sus ojos, debido a que utilizaba su teléfono celular con el brillo de la pantalla a todo lo que daba por espacio de 2s años.

De acuerdo con el portal IBTimes, la joven de 25 años de edad,  sintió malestar en marzo de 2018 y, aunque empleó lágrimas artificiales, el dolor aumentó con el paso del tiempo, hasta que, ya con las escleróticas enrojecidas, acudió meses desyués a un hospital.

El examen que le hicieron los médicos reveló que la agudeza visual de su ojo izquierdo había caído al 60 % y la del derecho al 30 %, órgano en cuya córnea detectaron más de 500 pequeños orificios.

Al parecer, la intensidad de la luz en la pantalla del móvil estaba siempre en 625 lúmenes, cuando el nivel recomendado es 300. no se sabe de que marca o modelo era el teléfono

La paciente se encuentra bajo tratamiento médico y, aunque ha mejorado, no podrá recuperar la vista por completo.

Hong Qiting, especialista en Oftalmología, dijo que con esa intensidad es como si los ojos estuvieran “cocidos en un horno”, ya que sufren conjuntivitis y defectos epiteliales,

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here