La jefa de gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, advirtió este martes en conferencia de prensa que la violencia, ya sea su uso o su justificación, llevará a Hong Kong por un camino sin retorno y hundirá a la sociedad en una situación muy preocupante y peligrosa”.

Mientras tanto, el aeropuerto de Hong Kong intentó reanudar sus operaciones, luego de la cancelación el lunes de todos los vuelos por la entrada de manifestantes en la zona de llegadas, situación que rebasó a las autoridades.

Miles de personas participaron ayer en una nueva jornada de sentada pacífica para sensibilizar a los viajeros sobre su causa, desalojando la terminal aérea en la noche, de manera voluntaria y bajo la amenaza de regresar para reanudar la protesta.

De hecho,  cientos de manifestantes bloquearon el área de salidas, gritando consignas tales como “¡Lucha por la libertad!, y cerraban el paso, junto a quienes protagonizaban una nueva sentada de protesta..

“La situación en Hong Kong la semana pasada me hizo temer que hayamos llegado a esta peligrosa situación”, dijo Lam, quien, al dirigirse a la prensa, les pidió tomarse un momento “para pensar, miren nuestra ciudad, nuestro hogar. ¿Realmente quieren que lo lleven al abismo?”.

Las protestas iniciaron hace varias semanas por el rechazo a un proyecto de ley que autorizaba las extradiciones desde Hong Kong hacia China, y se amplió a reivindicaciones para denunciar un retroceso en las libertades y una injerencia China.

Hong Kong goza de libertades inexistentes en China, en teoría hasta 2047, producto del programa “un país 2 sistemas”, después de que reino Unido reintegrara a china el territorio de Hong Kong desde 1997.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here