La tecnología nipona no tiene discusión en el mundo, y la Compañía Central de Trenes de Japón comenzó las operaciones comerciales del modelo N700s, último ‘shinkansen’, o tren bala, que puede alcanzar una velocidad de 360 km/h.

Medios locales reportan que muchos aficionados a los trenes acudieron a la estación de Tokio para atestiguar el recorrido inaugural del N700S, que salió a las 6 de la mañana de la capital nipona rumbo a la ciudad de Osaka.

El nuevo modelo cuenta con mejoras en los sistemas de seguridad respecto a modelos anteriores, como baterías de iones de litio que le permitirán arribar a la estación más cercana en caso de un corte de energía debido a un desastre natural.

Los asientos del tren cuentan con funciones de reclinación mejoradas y su propia toma de corriente, con el fin de aumentar la comodidad de los pasajeros durante el viaje. Los portaequipajes se iluminan al acercarse a la próxima estación para recordar a los usuarios recoger sus pertenencias antes de descender.

La compañía ferroviaria anunció sus intenciones de introducir 12 trenes N700S durante este año fiscal, que termina en marzo de 2021, y aumentar el número a 40 para el año fiscal 2022.

A pesar de haber registrado durante las pruebas de 2019 una velocidad máxima de 360 km/h, por motivos de seguridad será operado a una velocidad promedio de 285 km/h, de acuerdo a la compañía operadora.

“Estoy seguro de que este es el mejor ‘shinkansen’ en todos los aspectos: seguridad, estabilidad y comodidad”, dijo Shin Kaneko, presidente de la Compañía Central de Trenes de Japón, durante la ceremonia inaugural del tren.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here