La Justicia italiana legalizó el cultivo doméstico de cannabis en una cantidad mínima y solo para uso personal.

 

De acuerdo con la agencia de noticias AMSA, así lo establece un fallo del Tribunal de Casación del país europeo, que sostiene que “las actividades de cultivo a pequeña escala llevadas a cabo en forma doméstica no constituyen un delito”, recoge la agencia ANSA.

 

Los jueces consideran que, debido a las “técnicas rudimentarias” utilizadas, el bajo número de plantas y la cantidad muy modesta de producto obtenible, las actividades de cultivo a esta escala mínima realizadas de forma doméstica “parecen estar destinadas exclusivamente para el uso personal del cultivador”.

 

Con ello, Italia se suma a otros países que han dado el mismo paso, como una forma de terminar con el mercado ilegal del estupefaciente y regular su consumo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here