Italia mantendrá el toque de queda nacional que comienza a las 10 de la noche a lo largo del mes de diciembre, por lo que la restricción se mantiene durante la noche de Navidad y la del 31 de diciembre para recibir 2021.

Esto dio a conocer el ministro de Asuntos Regionales de Italia, Francesco Boccia, quien precisó que no habrá excepciones al toque de queda en Navidad y Año Nuevo.

Boccia mencionó que se está afinando un nuevo decreto que establecerá las normativas para prevenir contagios en el mes de diciembre y adelantó que será difícil que se relajen las medidas.

Dijo que pensaba que nadie quiere una tercera ola de coronavirus, y que “para evitarla hay que seguir con rigor y distanciamiento social. Es difícil que de un relajamiento de las normas”.

Habló de las multitudes que se registraron el pasado fin de semana en zonas comerciales de grandes ciudades, y apuntó que “es inevitable que cuando se reabren las actividades comerciales exista el deseo de realizar las actividades que se han condicionado durante 9 meses. Creo que la reacción es natural, pero no es natural no respetar las reglas y el distanciamiento”, señaló.

Por su parte, el viceministro de Sanidad, Pierpaolo Sileri dijo al diario La Stampa que en el próximo decreto “los movimientos entre regiones serán limitados” incluso entre las regiones consideradas en zona amarilla, es decir de riesgo moderado de contagio. “A finales de diciembre es probable que la mayoría de las regiones se encuentren en la zona amarilla y en ese momento los almuerzos navideños con positivos en la mesa bastarían para volver a vivir una masacre”, ha prevenido.

Comentó que se mantendrá la recomendación de un número limitado de invitados para las comidas de estos días, y que “diría que 6, aunque no sea un número mágico. Y que no haya 6 invitados diferentes en cada comida”.

Añadió que el toque de queda permanecerá a las 22 horas, y que restaurantes y bares abrirán, “pero después de las vacaciones de Navidad”, toda vez que “en este momento debemos seguir dando oxígeno a los hospitales, hay demasiadas UCI y demasiadas salas completas. Por ahora, dejaría todo congelado, y en enero empezaría a plantearme flexibilizar las medidas para ellos, para teatros y cines”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here