Este sábado 19 de octubre recordamos a uno de los directores más importantes del cine mexicano: Ismael Rodríguez Ruelas nacido en 1917 en la Ciudad de México…hace ya 102 años. Buena parte de la etapa del cine de oro en nuestro país no se entendería sin la presencia de Ismael Rodríguez, ligado de manera indiscutible a la figura de Pedro Infante.

Siendo un niño, se mudó con su familia a Los Ángeles cuando apenas tenía 9 años, y donde con sus hermanos mayores, Roberto y Joselito desarrolló un sistema de cine sonoro. Fue el alumno más joven de su clase, a tal grado, que tenía que sentarse sobre una pierna para lograr ver más allá del pupitre.

En la Unión Americana, la familia abrió una panadería y a la edad de 12 años, comenzó a actuar en filmes experimentales. En 1931 colaboró con sus hermanos en distintos proyectos, además de estudiar fotografía en el laboratorio de Jorge Stahl padre, en donde se convirtió en primer asistente de sonido.

Regresó a México para participar en la cinta Santa de 1932 como parte del casting, y 3 años más tarde, Ismael Rodríguez realizó estudios de sonido y proyección, los que continuó al siguiente año en el Radio Institute of California, poco antes de construir el Sonido Photo Cell con el cual sustituyó el Sistema Vitaphone de una cadena de teatros en México.

En 1939, fundó con sus hermanos Películas Rodríguez, 5.A., y al año siguiente, además de fungir como editor y asistente de dirección, escribió el guión de ¡Ay, Jalisco no te rajes!, primero de 42 guiones realizados durante su carrera.

Su primera oportunidad como guionista para largometraje la tuvo en 1940 con la cinta Viviré otra vez y en 2 años después debutó como director en Qué lindo es Michoacán, que lo convirtió a los 22 años, en el cineasta más joven del mundo.

En 1947, con Blanca Estela Pavón, Pedro Infante y Evita Muñoz “Chachita”, realizó Nosotros los pobres, que lo consagraría y volvería ídolos a sus protagonistas. Con Infante realizó más de una docena de películas, siendo uno de los binomios más representativos del cine nacional.

Dirigió a muchos actores de la época de oro del cine mexicano, entre ellos a Dolores del Río, María Félix, John Carradine y Basil Rathbone en cintas como Los tres García, Vuelven los García, Ustedes los Ricos (1948) y Pepe el Toro (1952).

Ismael trabajó en 3 filmes coproducidos con Estados Unidos entre 1954 y 1959, además de la serie televisiva Sheena, the Queen of the Jungle, filmada en Las Estacas. Asimismo, en 1958, su película La Cucaracha, protagonizada por María Félix, Dolores del Río, Pedro Armendáriz, Emilio “El Indio” Fernández e Ignacio López Tarso, concursó en el festival de Cannes al lado de Nazarín, de Luis Buñuel, resultando ganadora esta última.

Más aún, luego de ver el trabajo del actor japonés Toshiro Mifune en la película El hombre del carrito, Ismael viajó a Japón para proponerle el protagónico en Ánimas Trujano, para la cual sorpresivamente se aprendió todas sus líneas en español en 1961, siendo nominada al Óscar como Mejor película extranjera.

Su filme más reconocido a nivel internacional es Tizoc, protagonizado por Pedro Infante y María Félix, por la que Pedro ganó el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín, en tanto que la cinta El niño y el muro, filmada en España y Berlín en 1964, fue la única que realizó fuera de México.

Toda su vida la dedicó al cine aunque se considera que la última etapa de su carrera, Ismael Rodríguez se vio inmerso en una etapa de declive del cine mexicano y murió el 7 de agosto de 2004 en la Ciudad de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here