En momentos en los que el mundo es impactado por la pandemia del coronavirus, y paraliza actividades para contenerlo, las autoridades de Nicaragua siguen siendo quizás el único país que va a contracorriente y organizó el sábado una cartelera de boxeo, desafiando la pandemia.

La cartelera fue promovida por el ex bicampeón mundial de los pesos mínimo y minimosca Rosendo Álvarez, velada que incluiría a 16 boxeadores nicaragüenses en el gimnasio Alexis Argüello.

Según Álvarez dijo que “este es el único gimnasio del mundo que está abierto y con actividad este sábado”, y aseguró que no le parece mal realizar la velada “porque aquí no hay coronavirus”. Bueno, esa es su percepción.

Dijo además que organizó la cartelera porque “Nicaragua es un país pobre y los boxeadores tienen que comer, no pueden quedarse encerrados en su casa”.

El gobierno de Daniel Ortega no ha implementado medidas de distanciamiento social para frenar la propagación del virus y es de las pocas naciones del planeta donde la actividad deportiva con público en las tribunas no se ha detenido, incluido el béisbol. Más aún, ordenó esta semana el regreso a clases de 1,8 millones de alumnos y el reinicio de labores de 170 mil burócratas tras 15 días de vacaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here