Un reporte de la agencia AP señala que un documento confidencial del Organismo Internacional de Energía Atómica señala que Irán ha elevado significativamente sus reservas de uranio de bajo enriquecimiento tras reiniciar las labores de producción en dos instalaciones, Natanz y Fordo

El documento en cuestión menciona que el arsenal de este elemento químico supera la cantidad permitida en el Plan de Acción Integral Conjunto suscrito en 2015, en tela de juicio luego de la separación unilateral de Estados Unidos.

Actualmente, Irán produce al menos 5,5 kilos diarios de uranio de bajo enriquecimiento, en comparación con la cifra anterior de solo 450 gramos diarios, según Ali Akbar Salehi, presidente de la Organización de Energía Atómica de Irán.

El incremento tendría que ver con la activación de 1.000 centrifugadoras en Fordo y la Organización Internacional de Energía Atómica  precisó que a partir del 3 de noviembre, el arsenal de uranio de bajo enriquecimiento de Irán era de 372,3 kilogramos en comparación con los 241,6 kilogramos informados hasta el 19 de agosto, superando el límite de 202,8 kilogramos.

Sin embargo, los niveles están por debajo de los grados para armas, cuya graduación usualmente bordea el 90 %. El informe añade que Teherán está enriqueciendo el uranio al 4,5 % cuando lo permitido en el acuerdo era de 3,67 %,

Asimismo, Irán ha señalado que su programa nuclear tiene fines pacíficos y ha instado a los signatarios europeos a salvar el  Acuerdo Nuclear y evitar un nuevo régimen de sanciones impuesto por Washington.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here