Luego de que Ucrania asegurara que recibiría las cajas negras del avión comercial de Ukranian International derribado por un misil iraní el 8 de enero en Teherán, parece ser que las autoridades de irán están repensando el asunto.

 

Un funcionario iraní que forma parte del equipo investigador del desastre fue habría insinuado el domingo que teherán daría dar marcha atrás  en su decisión inicial de enviar los registradores de vuelo al extranjero para su análisis.

 

De acuerdo con Hassan Rezaeifar, citado por la agencia estatal de noticias IRNA “los registradores de vuelo del Boeing ucraniano están en manos iraníes y no tenemos planes de enviarlos”.

 

Explicó que Irán está trabajando para recuperar datos y grabaciones de cabina, y que puede enviar los registradores de vuelo  a Ucrania o Francia, y apuntó que  “hasta el momento, no hemos tomado ninguna decisión”.

 

Se trata del mismo funcionario citado por la agencia de noticiasl Tasnim el sábado quien dijo que las grabadoras serían enviadas a Ucrania, donde expertos franceses, estadounidenses y canadienses ayudarían a analizarlas.

 

Funcionarios iraníes dijeron anteriormente que las cajas negras estaban dañadas pero que se podían usar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here