La Policía de Kutztown en el estado norteamericano de Pensilvania, puso un mensaje en su cuenta de Facebook para reclutar a 3 voluntarios que acudan el próximo 4 de abril a la comisaría y se emborrachen con cargo al departamento policiaco para que ayuden a entrenar a quienes realizarán pruebas de alcoholemia.

Quienes deseen participar en los entrenamientos deben estar en buen estado de salud y tener entre 25 y 40 años, además de “estar dispuestos a tomar licor fuerte hasta el punto de la embriaguez” y no tener antecedentes penales ni de abuso de drogas o alcohol.

Asimismo, los voluntarios tendrán que firmar una renuncia a pedir responsabilidades y tener a alguien sobrio que los ayude a regresar a casa después del experimento.

El anuncio tuvo una gran acogida por un buen número de bebedores, ya que la Policía tuvo que actualizar muy pronto la publicación, anunciando el cierre del reclutamiento.

“Hemos recibido una respuesta abrumadora a esta convocatoria y en este punto tenemos suficientes voluntarios para el entrenamiento”, dice el mensaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here