La muerte en prisión del millonario financiero Jeffrey Epstein el pasado fin de semana ha generado polémica y escándalo en Estados Unidos, a propósito de un hecho en el que hay quienes creen que el hoy occiso, cercano a los centros de poder, pudo ser asesinado y no que se haya suicidado.

Por lo pronto, el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, anunció un par de investigaciones por parte del FBI y el Departamento de Justicia sobre la muerte de este Epstein, quien se habría ahorcado, luego de años de riqueza y mucha vida social, antes de ser detenido y encarcelado en Nueva York en julio pasado, acusado de abusos contra mujeres menores de edad.

De acuerdo con el diario The New York Times, Epstein, de 66 años de edad no fue supervisado como se requería la noche de su aparente suicidio y tampoco contaba con compañero de celda. El millonario fue hallado colgado en su celda el sábado en la mañana, en la Correctional Metropolitan Center en Manhattan, cuando se suponía que era vigilado cada 30 minutos el viernes en la noche por 2 guardias.

El viernes se habían publicado documentos sobre Epstein que pertenecían a un caso paralelo y cerrado contra una mujer que era supuestamente su “reclutadora”. Más aún, el pasado 23 de julio, Epstein fue hallado inconsciente en su celda con marcas en su cuello y se investigaba si se había tratado de un intento de suicidio.

Debido a ello se suponía que debía haber tenido un compañero de celda, pero este había sido transferido recientemente, dejando a Epstein solo, decisión que violó los procedimientos de la cárcel, indicó al periódico un oficial del orden cuyo nombre mantiene en anonimato.

Hay quienes piensan que en el asesinato de este hombre que había invitado a personas poderosas a sus fiestas privadas, incluidos Donald Trump, Bill Clinton o el príncipe Andrés. de hecho, el presidente Trump alentó en Twitter las especulaciones sobre un posible asesinato, difundiendo un video publicado por el actor Terrence Williams, diciendo que Epstein “tenía información sobre Bill Clinton” y sugiriendo que eso estaría relacionado con su muerte.

Epstein, estaba acusado de hacer que decenas de menores fueran a sus lujosas residencias, especialmente en Nueva York y en Florida, donde las forzaba a hacerle “masajes” que casi siempre se convertían en sexo forzado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here