Un nuevo dispositivo, con el tamaño de un sello postal que no necesita batería, es capaz de obtener energía de las ondas de radio que nos rodean.

Este sensor adhesivo ha sido ideado por la firma israelí Wiliot, y consta de una antena impresa y un pequeño chip Bluetooth y será especialmente útil para el denominado internet de las cosas.

Es tal su impacto que el proyecto ya obtuvo inversiones por 50 millones de dólares por parte de Amazon y Samsung, entre otras empresas, y se espera que salga al mercado para el 2020.

Según el CEO y cofundador de Wiliot, Tal Tamir, el invento sirve para “compartir cuándo se recoge, su temperatura o cuándo necesita reponerse” un producto. Asimismo, la ‘etiqueta inteligente’ está dotada con un sensor de peso.

El chip puede utilizarse tanto en el ámbito del comercio, como a nivel usuario, por ejemplo, funcionar como localizador de mercancías valiosas y puede instalarse en cualquier dispositivo.

De acuerdo con el comunicado de la empresa, “reciclar la radiación que nos rodea para alimentar los sensores del tamaño de una etiqueta puede permitir a los consumidores nuevas formas de interactuar con productos que antes no eran factibles”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here