El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dió otro golpe para derruir las políticas migratorias y de seguridad fronteriza de Donald Trump, y este jueves invalidó la “emergencia nacional” en la frontera con México que Trump uso para gastar recursos militares para la construcción de un muro.

En una carta dada a conocer por la Casa Blanca, enviada a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el demócrata Biden dijo que la declaración de una emergencia nacional en la frontera sur declarada por Trump alegando una crisis migratoria y de seguridad “no tuvo méritos”.

Tal política de Trump buscaba cumplir una de sus promesas de campaña de 2016 con la construcción de una valla a lo largo de los 3 mil 200 kilómetros de la frontera de Estados Unidos con México, pero el Congreso se negó a darle financiamiento.

Biden también anunció que será política de su gobierno “que no se desvíen más dólares de los contribuyentes para la construcción de un muro en la frontera” y que ha ordenado una “revisión cuidadosa de todos los recursos asignados o redirigidos a esa obra”.

Su contrucción fue uno de los componentes de la política migratoria de Trump que incluyó la detención de centenares de miles de inmigrantes indocumentados, restricciones en el asilo, y el envío a México y América Central de decenas de miles de solicitantes de asilo.

Biden suspendió la construcción del muro fronterizo con México, levantó el veto a la llegada de migrantes de países de mayoría musulmana y dió certeza al programa DACA, que protege de la deportación a 650 mil jóvenes indocumentados traídos de niños por sus padres al país.

Más aún, suspendió nuevas inscripciones en el programa Protocolos de Protección a Migrantes conocido como “Permanezca en México”, que según el Gobierno de Biden, llevó a la devolución de unas 68 mil 700 personas a México para aguardar a sus citas ante cortes migratorias estadounidenses.

Trump declaró hace 4 años en febrero de 2019 que había una emergencia nacional en la frontera sur y ordenó el uso de 2 mil 500 millones de dólares que el Congreso había aprobado para el Departamento de Defensa, para seguir con las obras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here