Según el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, organizaciones no gubernamentales podrían estar detrás de los incendios desatados en la Amazonía, los mayores registrados en los últimos años.  Sí, eso dijo.

Bolsonaro dijo a periodistas que “puede haber, sí, y no estoy afirmando, una acción criminal de esos ‘oenegeros’ para llamar la atención contra mi persona, contra el Gobierno de Brasil, y esa es la guerra que nosotros enfrentamos”.

Pese a que es señalado mundialmente por sus políticas agresivas para la explotación comercial de la Amazonía, Bolsonaro expresó que su Gobierno ha “cortado el dinero público que iba para las ONG” que operan en la región amazónica, con proyectos “supuestamente” volcados al cuidado del ecosistema.

El ultraderechista apuntó que “de esa forma, ese personal está sintiendo la falta de dinero”,  y añadió que ahora la tarea de las autoridades es determinar si los incendios en el mayor pulmón del planeta han sido provocados.

“El crimen existe. Ahora, tenemos que hacer lo posible para que ese crimen no aumente” y establecer las responsabilidades “si es que las hubiera”, declaró Bolsonaro, quien insistió en que las ONG que operan en la Amazonía “representan intereses ajenos” a Brasil.

Según el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales, los focos de fuego en Brasil este año superan en 83 % a los del mismo período de 2018. de los 71 mil 497 focos de incendio reportados en el país entre el 1 de enero y el 18 de agosto, 52,5 % se sitúan en la región amazónica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here