La reducción de la biodiversidad fue calificada de “peligrosa” y “sin precedentes” por Yvonne Higuero, secretaria general de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, conocida como Conferencia Mundial sobre Vida Silvestre.

Con esa advertencia, inauguró en Ginebra una cumbre que reúne a 3 mil expertos de las 183 partes firmantes del CITES para debatir 56 propuestas de cambios en los niveles de protección.

Parte de los debates se centran en el elefante africano, ya que mientras varios países de África central buscan que se aumente la protección, otros piden una relajación de las restricciones.

También está en la agenda la situación de la jirafa, cuya población ha disminuido considerablemente en las últimas décadas debido a la pérdida de hábitat.

En relación con el marfil, el CITES debate una propuesta inédita, ya que Israel solicita incluir en el apéndice 2 que restringe el comercio, al mamut lanudo, especie ya extinguida, dado que Rusia comercia con restos de estos animales congelados, principalmente con China.

México, pidió por su parte relajar las medidas sobre su población de cocodrilo americano, que desde 1975 tiene el nivel máximo de protección por la sobreexplotación de su piel, y algo similar quiere Argentina con las vicuñas de su provincia de Salta.

Otro importante punto en la agenda es la limitación del comercio de mascotas exóticas tales como lagartos, iguanas, serpientes, tortugas o ranas, que ha florecido gracias a internet. Por ejemplo, Costa Rica, El Salvador y Honduras quieren limitar el comercio de las pequeñas ranas de cristal.

CITES protege a unas 36 mil especies animales y vegetales del mundo, de las que unas 900 se encuentran en el apéndice 1, que prohíbe totalmente su comercio.

La Conferencia Mundial sobre la Vida Silvestre se celebra cada 3 años en el centro de convenciones Palexpo de la ciudad suiza de Ginebra. e inició actividades este sábado

En la presente edición se busca reforzar regulaciones de comercio de vida silvestre para la pesca, madera, mascotas exóticas, elefantes, rinocerontes, palo de rosa, anguilas, tiburones y “grandes felinos”, entre otras especies animales y vegetales.

Los gobiernos han presentado 56 nuevas propuestas para cambiar los límites de protección que la CITES proporciona a las especies de animales y plantas silvestres que son objeto de comercio internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here