Un informe presentado por la Misión Internacional de Investigación a la que la ONU encargó investigar la situación de Venezuela, revela el patrón que han seguido las violaciones de derechos humanos y crímenes registrados en el país sudamericano desde 2014, mismas que a su juicio, corresponden a crímenes contra la humanidad

Según los investigadores que integran la Misión de carácter independiente, los crímenes identificados “fueron altamente coordinados conforme a políticas de Estado y como parte de un tipo de conducta generalizada y sistemática, por lo cual llegan a ser crímenes contra la humanidad”.

La presidenta de la Misión, Marta Valiñas, llamó al Estado venezolano para que investigue las violaciones, sancione a los responsables y haga justicia a las víctimas. De no ser así Valiñas pidió que la comunidad internacional estudie iniciar acciones legales contra los responsables identificados en el informe y que el fiscal de la Corte Penal Internacional analice si atrae el asunto.

La población venezolana ha sido desde 2014 víctima de tales acciones, lo que, sumado a su carácter sistemático, acumula las razones para considerar que se trata de crímenes contra la humanidad.

Los crímenes van de ejecuciones extrajudiciales, a desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y tortura, entre los más de 200 casos que la Misión pudo investigar y documentar en detalle, a pesar de que el Gobierno venezolano negó la autorización para que sus miembros entraran al país.

Los casos forman parte del informe de 411 páginas elaborado por la Misión, que ha revisado 2 mil 891 casos para corroborar el patrón seguido en estos crímenes en Venezuela, que, “lejos de ser aislados, fueron coordinados y cometidos conforme a políticas estatales”.

La Misión apunta que todo sucedió con el conocimiento o apoyo directo de comandos o de funcionarios de alta jerarquía,

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here