Ante la crisis económica por la que la industria restaurantera atraviesa, por la pandemia por covid-19, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentado, la Asociación Mexicana de Restaurantes y la Asociación de Directores de Cadenas Restauranteras  han solicitado a las plataformas que ofrecen servicio para llevar sean sensibles con la industria y reduzcan sus comisiones del 30 al 17%.

Lo anterior mientras esté presente el semáforo rojo.

Señalan que esta reducción ayudará a  pequeños y medianos establecimientos que ante esta crisis sanitaria están tratando de sobrevivir, por lo que mantener las mismas comisiones que se aplicaban antes de la pandemia resulta insostenible para miles de restaurantes.

La industria restaurantera apunta que  ha mantenido reuniones con representantes de Rappi, Didi Food y Uber Eats, con el objetivo de llegar a una negociación justa para el sector, ante la situación derivada de la crisis de salud.

Cabe agregar que Rappi, además de implementar  medidas en beneficio de los restauranteros, hizo una propuesta alineada a lo que la industria ha solicitado, por lo que se espera  que Didi Food y Uber Eats también lo hagan a más tardar este viernes.

En la reunión del 13 de enero, también estuvieron presentes integrantes del gobierno capitalino, quienes coinciden en el planteamiento de la industria, pues en otros países se están tomando medidas que permitan regular estos servicios.

Aclaran los restauranteros que ciudades como Toronto, Ontario, Washington, Los Ángeles, Seattle, Nueva York, entre otras, se aplican comisiones similares a las que plantea el sector restaurantero en México.

Ante los reclamos de los empresarios de este sector, la industria seguirá dialogando para que las plataformas de entrega a domicilio entiendan la situación financiera por la que atraviesan los restaurantes; su apoyo en estos momentos tan difíciles evitará que desaparezcan más

establecimiento.

Desde que inició la pandemia han cerrado 13 mil 500 restaurantes en el Valle de México y se han perdido al menos 80 mil empleos.

Además, la situación que hoy enfrentan los establecimientos no es la misma que cuando inició esta crisis, los periodos de gracia con los acreedores han concluido, por lo que deben seguir pagando impuestos, licencias y servicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here