El incremento en la actividad eruptiva del volcán Anak Krakatoa en Indonesia ha obligado este jueves a las autoridades del país asiático a desviar todos los vuelos entre las islas de Java y Sumatra, días después de que un tsunami provocado por un desprendimiento del volcán terminara con la vida de más de 400 personas.

En un comunicado de la agencia gubernamental de control de tráfico aéreo AirNav, se advierte que “todos los vuelos han sido desviados debido a la ceniza del volcán Krakatoa, en alerta roja”.

Las autoridades elevaron la alerta por el volcán al segundo nivel más alto, imponiendo una zona de exclusión de 5 kilómetros, mientras instan a los residentes a mantenerse alejados de la costa.

Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Catástrofes, indicó que la actividad del volcán Anak Krakatoa “sigue aumentando”.

Mientras tanto, continúa la búsqueda de más de 150 personas desaparecidas en el tsunami del sábado pasado que mató a 429 personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here