La fiscalía de París determinó este miércoles que no hay elementos que acrediten un origen criminal en el incendio de la catedral de Notre Dame del pasado mes de abril.

Luego de una amplia investigación de 2 meses, el fiscal Rémy Heitz descartó la pista criminal aunque advirtió que es posible que se hubiera negligencias.

El incendio de Notre Dame, que tuvo lugar el pasado 15 de abril, devoró la techumbre y la aguja central del monumento.

Las autoridades no pueden determinar hasta ahora las causas exactas del fuego, y se analizan otras posibilidades, como mal funcionamiento del sistema eléctrico o una colilla que no fue bien apagada, tal y como había adelantado el semanario “Le Canard Enchaîné”, cuando en abril indicó que la policía francesa encontró 7 colillas en los andamios de la zona de restauración donde surgieron las llamas.

La publicación también dejó entrever irregularidades en la instalación eléctrica.

Los investigadores efectuaron un centenar de interrogatorios a testigos e hicieron “numerosas constataciones”. Ahora está en manos de tres jueces instructores y está abierta contra “X” (supuesto culpable cuya identidad se desconoce).

Una nueva investigación, que podría durar años, ha sido abierta por daños involuntarios para determinar el origen de la catástrofe.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here