Para conservar un organismo sano y prevenir enfermedades crónicas o mantenerlas bajo control, el Instituto Mexicano del Seguro Social invita a la población a practicar ejercicio moderado todos los días al menos durante 30 minutos.

El doctor Sergio Gadea Gómez, jefe de Medicina del Deporte en el Centro de Actividades Acuáticas de Alto Nivel del IMSS, recomendó combinar actividad aeróbica y caminar, trotar, bicicleta y algo de gimnasio, fuerza o marcha; además es vital comer verduras, poca carne roja, de preferencia pescado.

Expuso que “combinar lo anterior, permite erradicar enfermedades crónicas degenerativas que predominan en la población: obesidad, diabetes e hipertensión”, precisando que antes de iniciar alguna actividad física, es indispensable realizarse una valoración física integral del organismo y verificar que tenga un corazón sano.

El médico del deporte refirió que entre 18 y 19% de la población mexicana realiza actividad física; la mayoría la hace en fin de semana pero no es la mejor forma de efectuarla, pues lo ideal es hacerlo de  3 o 4 veces por semana.

Puntualizó que “como médicos del deporte debemos tener la certeza del estado de salud de la persona antes de que se someta a cualquier actividad física. El corazón es un órgano muy noble, pero que puede venir con deficiencias hereditarias. En los deportistas de alto rendimiento, es importante que éste se vaya adecuando de manera paulatina a la demanda de ejercicio.

De primera instancia se hace una historia clínica, exploración física, electrocardiograma de reposo, prueba de esfuerzo, y si se detecta algún comportamiento anormal del corazón, la persona será derivada al Servicio de Cardiología de su Hospital General de Zona, para estudios más precisos. De acuerdo a los resultados obtenidos, será el tipo de disciplina a realizar.

Gadea Gómez dijoque “lo que vemos con frecuencia es la Bradicardia Sinusal, que es una respuesta natural del cuerpo a la adaptación al ejercicio, donde hay una frecuencia cardiaca baja y el corazón que ha estado trabajando durante semanas, meses o años logra tener fuerza en su contracción a nivel de aurículas y ventrículos, conserva un buen bombeo de la sangre y entonces necesita latir menos veces”.

Comentó que entre lo que puede ocurrir al corazón cuando se realiza una actividad de tipo aeróbica, “es que va a crecer más en los ventrículos del lado izquierdo. Esto es, en deportes de fuerza o de potencia, lo que va a crecer es el grosor de la pared; y en deportes de larga duración como maratón o atletismo, lo que crece es la cavidad; el espacio se hace más grande y tiene capacidad de albergar y bombear más sangre.

El médico del deporte agrega que practicar actividad física en exceso, sin un examen médico previo y sin la supervisión de un instructor experto, puede traer consecuencias como lesiones en columna, cervicales, articulaciones, contracturas e incluso problemas del corazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here