Un empresario del ramo de los cosméticos, en Estados Unidos de nombre Daniel McCarthy, compite con la senadora Martha McSally en las primarias republicanas del estado de Arizona, y para buscar simpatías, como lo hacen no pocos aspirantes al Congreso en el vecino país, usa como trampolín a México.

En una estación de radio del estado, McCarthy dijo que “existe un proceso para poder convertirte en un estado de Estados Unidos, y está claro que 30 millones de inmigrantes ilegales mexicanos quieren ser ciudadanos de Estados Unidos. Probablemente la mitad del país quiere ser ciudadana de Estados Unidos”.

En esa lógica anexionista, recomendó a los mexicanos prestar checar el Artículo IV, Sección 3, Cláusula 1 de la Constitución estadounidense, donde se estipula que “los nuevos estados pueden ser admitidos por el Congreso en esta unión”.

Y su razonamiento lo llevó a decir: “alcense en sus comunidades y pidan convertirse en estados de Estados Unidos. Así es como funciona ese proceso y, por cierto, no es tan difícil”, como en los tiempos en los que Texas era territorio mexicano.

McCarthy también dijo que alguna “propiedad frente al mar” sería una buena adición al territorio de Estados Unidos, y que su idea de anexión “causaría mucho odio”.

A su juicio, los ciudadanos mexicanos deberían estar dispuestos a formar parte de Estados Unidos debido a las condiciones en su país de origen: “Oigan, ¿creen que alguien quiere vivir así?”.

Aproximadamente 12 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos que quieren legalizar su estatus. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here