Satélites de la NASA permitieron a, científicos estadounidenses identificar la floración de algas del género sargazo más grande conocida hasta el momento. Algo que podría convertirse en la “nueva normalidad” para el océano Atlántico de acuerdo con un estudio publicado en la revista Science.

El cinturón se extiende desde el oeste de África hasta el mar Caribe y el golfo de México recorriendo una distancia de 8 mil 850 kilómetros de longitud.

Se estima que este imponente cinturón contenía en 2018 hasta 20 millones de toneladas de algas.

Este mes se reportó una mancha gigante de sargazo que llegó a las playas del Caribe mexicano que afectó sobre todo al turismo, por el aspecto visual de las playas y por el olor fétido que desprende el material, que puede causar problemas respiratorios en las personas.

 Los investigadores consideran que la vida marina, tales como tortugas y arrecifes de coral, también podría verse afectada.

Los científicos barajan que el crecimiento de algas marinas pueda estar relacionado con el aumento de nutrientes en el mar y con un incremento en la tala de árboles. Nutrientes como el nitrógeno y el fósforo se filtran en el río Amazonas y son arrojados al Atlántico. “A medida que las personas talan más árboles, cuando se producen precipitaciones, se pueden verter más nutrientes en el río”, explica Wang, citada por la NBC.

Si la deforestación y el uso de fertilizantes “no se detienen”, es muy probable que el problema continúe. “Este fenómeno podría ser una nueva normalidad”, sostiene.

De todas maneras los investigadores agregaron que requerirán algo más de tiempo y estudios para probar la relación que tiene la afluencia de nutrientes con la floración de sargazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here