El gobierno de Hungría prohibirá a partir del martes el acceso al país de viajeros de países latinoamericanos, africanos, la mayoría de asiáticos y algunos europeos, debido al incremento de brotes del coronavirus.

El jefe del gabinete del primer ministro Viktor Orban, Gergely Gulyas, informó que los magyares deben “preservar nuestra seguridad para que el virus no entre desde el extranjero. La tasa de infección en nuestro país es baja y queremos que continúe”.

Países africanos, latinoamericanos y asiáticos, con excepción de China y Japón, se verán afectados, en tanto que en Europa, la prohibición incluye a Albania, Bosnia, Macedonia del Norte, Kosovo, Bielorrusia, Montenegro y Ucrania.

Los húngaros procedentes de estos países podrán entrar al país, pero tendrán que someterse a un test y una cuarentena obligatoria de 2 semanas.

En cuanto a viajeros procedentes de países como Bulgaria, Portugal, Suecia, Rumanía, Reino Unido, Noruega, Serbia, Rusia, Estados Unidos, China y Japón, tendrán que confinarse si el resultado del test de diagnóstico no es negativo en los primeros 5 días desde su llegada al país.

Hungría registra 4 mil 234 casos y 595 fallecidos por COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here