Un análisis realizado por la NASA por parte de sus satélites, indica que el humo generado por los severos incendios forestales que registra Australia desde el año pasado recorrerá el mundo

De acuerdo con datos de la agencia espacial estadounidense, hasta el 8 de enero “el humo había recorrido la mitad de la Tierra, cruzando América del Sur (…) Se espera que el humo haga al menos un circuito completo en todo el mundo, volviendo una vez más a los cielos sobre Australia”.

El fenómeno afecta ya la calidad del aire en otros países y según la NASA,  “el humo está teniendo un impacto dramático en Nueva Zelanda, causando graves problemas de calidad del aire y oscureciendo visiblemente la nieve en la cima de la montaña”.

Los científicos explican que “condiciones sin precedentes que incluyen calor abrasador combinado con una sequedad histórica han llevado a la formación de un número inusualmente grande” de “tormentas eléctricas inducidas por el fuego”, que se activan “por la elevación de cenizas, humo y material en llamas a través de corrientes ascendentes sobrecalentadas”.

Precisa que “a medida que estos materiales se enfrían, se forman nubes que se comportan como tormentas eléctricas tradicionales, pero sin las precipitaciones que las acompañan” en condiciones normales”.

Añade que cuando el humo llega a la estratosfera a más de 16 kilómetros de altitud, “puede viajar miles de kilómetros desde su fuente, afectando las condiciones atmosféricas a nivel mundial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here