Luego de meses en los que las protestas sociales en Hong Kong solo se llevaban a cabo en fin de semana, las movilizaciones o acciones de desobediencia han cambiado a partir de la huelga del lunes pasado, seguida de varios enfrentamientos con gas lacrimógeno y carreteras bloqueadas.

Manifestantes bloquearon el túnel que une la isla de Hong Kong con la parte continental de la ciudad, y la autopista Tolo que conecta zonas periféricas, estaba cortada desde anoche, cuando la Policía denunció que se lanzaron objetos, ladrillos e incluso cócteles molotov a la vía.

El puente número 2 de esa autopista se ubica al lado de la Universidad China de Hong Kong, donde se han registrado los enfrentamientos más violentos de los últimos días y donde los estudiantes están atrincherados, construyendo barricadas y almacenando cócteles molotov.

El sindicato de estudiantes de ese centro intentó ayer obtener una orden judicial para evitar que los antidisturbios entrasen de nuevo en el campus, pero el tribunal rechazó la demanda. También hay estudiantes en la Universidad Politécnica, que anunció la suspensión de clases del resto de la semana por la inseguridad.

Las autoridades educativas de la ciudad decidieron por su parte cancelar las jornadas lectivas en todas las guarderías, colegios de primaria y secundaria y centros especiales este jueves.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here