Un estudio de la británica Universidad de Swansea, en Gales, publicado en la revista Early Human Development, asegura que los varones con dedos anulares largos tienen un riesgo menor de morir por coronavirus y mayor  probabilidad de desarrollar síntomas leves tras contraer la enfermedad.

De acuerdo con los autores del estudio, la longitud de los dedos anulares se relaciona con la cantidad de testosterona a la que están expuestos los hombres en el útero.

Así,  cuanto más largo es el dedo, mayor es la exposición hormonal. Los científicos sugieren que la testosterona protege contra síntomas graves de covid-19 al aumentar la concentración de la enzima ACE-2 en el cuerpo.

Pesé a que se considera que el coronavirus penetra en el organismo y causa infección a través de estos receptores, niveles altos de estos receptores ACE-2 podrían proteger contra el daño pulmonar que puede causar el coronavirus.

Hace unas semanas, los investigadores estimaron que los hombres, al margen de la longitud del dedo anular, tienen más del doble de probabilidades de morir por covid-19 que las mujeres, debido a la mayor presencia de ACE2 en su sangre.

Luego, los investigadores analizaron datos de 200 mil personas en 41 países y midieron los dedos anulares de los voluntarios en relación con sus dedos índices.

Para calcular esta relación, los científicos dividieron la longitud en milímetros del dedo índice por la longitud del dedo anular de la mano derecha. de esa forma, vieron que el país con una menor proporción promedia de dígitos de la mano derecha en varones era Malasia, con 0,976; mientras que Bulgaria tenía la mayor proporción con 0,99.

Cuanto menor sea la proporción entre ambos dedos, significa que el dedo anular es largo, rasgo que se encontró en países como Malasia, Rusia y México, donde la tasa de mortalidad de covid-19 es menor.

Entre los países donde los hombres tienen el dedo anular más corto figuran Reino Unido, España y Bulgaria, en los que se ha registrado una mayor tasa de mortalidad.

Expertos que no participaron en el estudio señalan que, aunque el análisis no está exento de interés, se requieren más investigaciones para confirmar el vínculo entre el covid-19 y la hormona, al tiempo que advirtieron que nadie debería sentirse inmune ante la enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here