El primer ministro holandés Mark Rutte anunció el cierre de guarderías, colegios e institutos, además de toda la actividad no esencial incluidos comercios, gimnasios, prostíbulos y museos, hasta el 19 de enero, aplicando en Países Bajos el confinamiento más duro desde marzo que llegó el coronavirus a territorio neerlandés.

En un mensaje a la nación que es algo poco usual en un gobernante del país de los tulipanes, y que mereció protestas delante de su oficina contra las restricciones, Rutte dijo que Países Bajos estará confinada durante 5 semanas, luego de un incremento en los contagios y que en los últimos días llegó a unos 10 mil

A 2 meses de que se ordenó cerrar bares y restaurantes para controlar sin éxito los contagios, Rutte, que calificó las medidas de “severas” y “drásticas” pero “vitales”.

Solicitó a los holandeses reducir sus salidas, confinarse, no viajar al extranjero y limitar el número de invitados a casa a un máximo de 2 personas, y a 3 en Navidad.

Países Bajos se suma así a naciones como Reino Unido, Italia, Francia, Alemania y España, que han dado a conocer fuertes medidas restrictivas, con la esperanza de que las festividades de fin de año no traigan consigo un nuevo brote de contagios de coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here