Delphine Boël, quien recién fue reconocida como hija de Alberto II después de una prueba de ADN que el exrey belga se vio obligado a realizar, pidió a un tribunal que le otorguen el título de princesa de Bélgica.

De acuerdo con la agencia de notícias AFP, el abogado de la acrtiz, Boël, Marc Uyttendaele, ella quiere los mismos “derechos y títulos” que sus hermanos, Philippe, Laurent y Astrid, incluido el título de princesa de Bélgica.

Sin embargo, Alberto II se opone a la petición, quien por conducto de su abogado, estima que el título se otorga por decreto real y no en tribunales.

La audiencia está programada para el próximo 29 de octubre y ahí podría definirse qué derechos y títulos le pueden ser concedidos a Boël

Alberto II reconoció a Boël como su hija biológica en enero tras 7 años de batalla legal yiego de conocerse los resultados de las pruebas de ADN ordenadas por la Corte de Apelación de Bruselas.

Delphine tiene 53 años y es hija de la baronesa Sybille de Selys Longchamps, con la cual el exrey mantuvo una relación durante casi 20 años a pesar de estar casado desde 1959 con la reina Paola de Bélgica.

Hoy, Alberto tiene 86 años de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here