El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, aseguró que el nuevo Gobierno de México heredó más de 40 mil personas desaparecidas y 26 mil cuerpos que permanecen en los servicios médicos forenses del país sin identificar, que ya son buscadas e identificadas para responder a las demandas de verdad y justicia de la població.

En el Salón Tesorería de Palacio Nacional, acompañado del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario dijo que a partir de hoy se deberá garantizar el registro nacional de personas desaparecidas, el banco nacional de datos forenses, y el registro nacional de fallecidas no reclamadas ni identificadas.

También se debe contar con un registro administrativo de detenciones, con el banco nacional de datos forenses, el registro nacional de fosas y establecer un protocolo homologado de búsqueda en toda la República.

Durante la Reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, aseguró que aunque el trabajo y la ruta a seguir para atender este problema nacional son intensos, no se parte de cero, primero se emitió la convocatoria para elegir a la titular de la Comisión de Búsqueda, y en el país ya existen 13 comisiones locales operando.

En el acto, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de “prioritario”, que el Estado mexicano se dedique a la búsqueda de desaparecidos, y mencionó que esta tragedia es muy “dolorosa” para el país y uno de los peores legados de los anteriores Gobiernos.

Dijo que es urge crea un sistema forense que permita identificar los 26 mil cuerpos que hay en las morgues, y exclamó que “nunca jamás volvamos a estos años de sufrimiento y dolor, cuando de manera irresponsable se tomó la decisión de declarar la guerra a un problema que surgió básicamente por la falta de crecimiento económico”.

En su turno de palabra, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, describió las desapariciones como una “violación cotidiana” a los derechos humanos. “Hay decenas de miles de personas desaparecidas y son sus propias familias quienes las buscan desde hace años. Las investigaciones avanzan lentas, son parcialmente inexistentes las sentencias por desaparición y existe una crisis forense”, resumió la exmagistrada del Supremo. Asimismo, pidió a los 32 estados del país activar sus propias comisiones de búsqueda antes del último trimestre de 2019, precisando que “el reto es monumental, y lo enfrentaremos con todas las medidas que tiene a su alcance el Estado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here