El helicóptero en el que murió el pasado domingo en California la exestrella del baloncesto estadounidense Kobe Bryant y de otras 8 personas, no tenía registradores de vuelo, según reportes del organismo investigador de accidentes en la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

Los expertos no hallaron las cajas negras en el lugar del accidente, en la zona de Calabasas, habrían precisado segun el portal TMZ que no se requería su instalación en el helicóptero.

El piloto del helicóptero de Kobe Bryant recibió autorización para volar en condiciones climáticas peores de lo normal y entre los escombros del aparato Sikorsky-76B se recuperó un iPad utilizado por el piloto para hacer planes de vuelo e informes meteorológicos.

Esto se desprende de un audio captado por el sitio LiveATC.net, que proporciona transmisiones en vivo de las comunicaciones de control de tráfico aéreo en todo el mundo.  De acuerdo con las grabaciones poco antes de que el Sikorsky S-76B de Bryant se estrellara, el piloto Ara Zobayan solicitó volar bajo lo que se conoce como reglas especiales de vuelo visual, más conocidas por sus siglas en inglés SVFR, solicitud que fue aprobada.

“Mantenga un VFR especial de 2.500 pies o menos [unos 760 metros]”, se informó al piloto desde la torre de control del aeropuerto de Burbank.  Cuando reciben una autorización para un SVFR, los pilotos pueden volar en condiciones climáticas peores que las permitidas para un vuelo visual.

Una de las hipótesis sobre las causas del desastre en una colina a 50 kilómetros al noroeste de Los Ángeles es que se hubo un error del piloto debido a las malas condiciones meteorológicas y no hay evidencia alguna de que se tratase de un acto criminal en la investigación de las circunstancias y las causas del accidente del helicóptero.

La Junta informó que su personal permanecerá en el lugar de la tragedia varios días para recolectar pruebas y seguir investigando todas las posibles causas del accidente, incluidas las acciones del piloto, Ara Zobayan y la información sobre el clima y el estado del aparato.

Kobe y una de sus hijas, Gianna Maria Onore de 13 años, así como otras 7 personas, incluido el piloto, se dirigía a su academia de baloncesto, ubicada cerca de la localidad californiana de Thousand Oaks.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here