Una investigación de científicos estadounidenses y alemanes identificó lo que consideran el “talón de Aquiles” de los tumores cancerosos, consistente en el bloqueo de un compuesto químico, llamado ATF4, que controla su alimentación y los lleva a sobrecargarse y autodestruirse.

Los resultados del estudio aparecen en la revista Nature Cell Biology, y  uno de los autores de la investigación, el profesor Constantinos Koumenis, de la Universidad de Pennsylvania, expllicó que en un trabajo conjunto con colegas, descubrieron que el ATF4 controla una ruta química que funciona en conjunto con un gen llamado Myc, clave en el desarrollo de la mayoría de los tumores.

Los investigadores precisan que el bloqueo de las rutas del ATF4 hace que las células cancerosas produzcan un exceso de proteínas específicas 4E-BP, y mueran por estrés. Esto detuvo, linfomas y tumores intestinales que crecían tanto en ratones como en humano. en pruebas de laboratorio,

Al mismo tiempo, los ya existentes inhibidores de la producción de ATF4, han sido relacionados con enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer, lo que trae esperanzas para un rápido avance en el tratamiento de una forma de cáncer que provoca la muerte de unos 10 millones de personas anualmente

,

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here