Un nuevo estudio publicado en la revista Psychological Science, menciona que pensar positivo podría ser un buen remedio para mantener una buena memoria.

Así, las personas que se sienten alegres y entusiasmadas son menos propensas a experimentar un declive de la memoria a medida que envejecen, aseguran  investigadores de la Universidad Northwestern en Estados Unidos.

Los expertos examinaron la asociación entre el pensamiento positivo y el deterioro de la memoria, teniendo en cuenta la edad, el sexo, la educación, la depresión y la extraversión de los participantes.

El experimento involucró a 991 adultos estadounidenses mayores y de edad mediana y se llevó a cabo en 3 lapsos: entre 1995 y 1996, 2004 y 2006, y 2013 y 2014.

Para la profesora Claudia Haase, pensar negativo es peligroso: descubren el impacto dañino del pesimismo “Nuestros hallazgos mostraron que la memoria declinaba con la edad”.

A su vez, Emily Hittner, graduada de doctorado de la Universidad Northwestern, mencionó que, sin  embargo, los individuos con mayores niveles de afecto positivo tuvieron un declive menos pronunciado de la memoria en el transcurso de casi una década”.

En el futuro, los científicos se proponen abordar los caminos que podrían conectar el efecto positivo y la memoria, como la salud física o las relaciones sociales. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here