El consumo de alimentos procesados provoca el síndrome del intestino permeable, que aumenta el riesgo de padecer la enfermedad renal, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Monash en Australia.

El estudio publicado en la revista Science Advances, indica que ciertos compuestos químicos dañinos llamados productos finales de glicación avanzada activan las señales de peligro del cuerpo que conducen a una respuesta inflamatoria y a la enfermedad renal crónica,

Dichos productos se encuentran en alimentos tratados térmicamente o procesados, y son los que dan a los alimentos dorados, asados, fritos, a la parrilla y horneados su sabor y aroma.

En un comunicado, la Universidad de Monash precisa que las sustancias peligrosas están presentes en papas fritas, pan, bollos, chocolate y pasteles.

Los investigadores apuntan que la respuesta inflamatoria podría desactivarse mediante la ingesta de alimentos que contienen fibra de almidón de alta resistencia, lo que restaura la salud intestinal y mejora la salud renal. Se trata de avena, arroz, cebada, frijoles, guisantes, patatas cocidas.

La profesora asociada Melinda Coughlan, autora principal del estudio, resalta que

“dado el creciente interés en los efectos de los alimentos procesados ​​en la salud, creemos que estos hallazgos representan un paso importante hacia la comprensión y la lucha contra las características perjudiciales de la dieta moderna”.,

Según la publicación, el consumo de alimentos procesados está también asociado con el riesgo de mortalidad por distintas causas, diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer y enfermedades gastrointestinales.

Por todo esto, los científicos instan a las personas a cambiar sus dietas y utilizar la cocción al vapor y el guisado para reducir los riesgos de sufrir problemas de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here