El Ministerio de Antigüedades de Egipto dio a conocer en un comunicado que una misión arqueológica egipcio-japonesa descubrió en la provincia de Guiza una catacumba que supuestamente data de los siglos I y II de la época romana.

El suceso ocurrió en una zona no excavada al noreste de Saqqara, que fue la necrópolis principal de la ciudad de Menfis en el antiguo Egipto.

El director de la excavación arqueológica, Mohamed Yousef, dijo que además se encontró un espacio tallado en piedra, fuera de la puerta de entrada, que consiste en un corredor de 15 metros de largo y dos de ancho, con algunas habitaciones pequeñas.

El hallazgo se refiere a una edificación construida en lodo y ladrillos, con escalera interna y cámara tallada en piedra caliza que contiene una placa grabada con figuras que representan a los dioses Sokar, Thoth y Anubis, además de inscripciones griegas.

Este sitio de enterramiento albergaba 5 estatuas de terracota de Isis-Afrodita, junto con otros enseres de arcilla cercanos a la puerta frontal de la catacumba.

También se hallaron 2 estatuas en forma de leones, hechas de piedra caliza y de aproximadamente 55 centímetros de altura.

Dentro de esta construcción se hallaron una estatua de Isis-Afrodita y varias momias.

foto ilustrativa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here