Henrique Valladares, exejecutivo de la compañía brasileña Odebrecht, y uno de los denunciantes de la causa de corrupción conocida como Lava Jato, fue hallado muerto en su apartamento en la zona de Leblón, en Río de Janeiro.

Según medios brasileños, las causas del deceso de Valladares, exvicepresidente de la empresa constructora y exdirector de su filial en energía, aún no han sido confirmadas por la Policía de Río, y su cuerpo fue llevado al Instituto Médico Local para realizar los exámenes de rigor, en tanto que las primeras investigaciones revelaron que su vivienda no presentaba signos de destrozos ni cerraduras forzadas.

Valladares fue uno de los principales delatores en la Justicia junto a otros 77 ejecutivos de la causa ‘Lava Jato’, que destapó en 2016 la mayor investigación por corrupción en Brasil, y en donde se involucró a líderes políticos y empresarios de varios países latinoamericanos.

En 2016, la constructora admitió que había pagado al menos 788 millones de dólares en sobornos, en negociaciones que involucraban a 12 países, lo que motivó el encarcelamiento de más de 50 políticos y empresarios en la región.

El exejecutivo de Odebrecht informó al Tribunal Superior en 2017 que había hecho depósitos por 12 millones de dólares en cuentas extranjeras vinculadas al exsenador y candidato a presidente en 2018, Aécio Neves.

También acusó al exministro de energía, Edison Lobão, de cobrar sobornos en los contratos por obras entre Odebrecht y en aquel entonces, el gobierno de Dilma Rousseff.

Al día de hoy, las imputaciones e investigaciones continúan su curso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here