Arqueólogos polacos aseguraron haber encontrado decenas de momias de 2 mil años de antigüedad en el área de Saqqara, necrópolis principal de la ciudad de Menfis en el antiguo Egipto.

El portal polaco The First News explica que el hallazgo se produjo durante excavaciones llevadas a cabo cerca de la pirámide de Zoser, en donde los investigadores estudiaron una fosa que rodea el área sagrada de la pirámide, una de las más antiguas del mundo y prototipo para el resto de las pirámides egipcias.

La mayoría de las momias descubiertas fueron enterradas de manera sencilla, y  Kamil Kuraszkiewicz, quien está al frente de los trabajos en la necrópolis, “solo fueron sometidas a procedimientos de embalsamiento básicos, después fueron envueltas en vendajes y colocadas directamente en huecos excavados en la arena”.

Precisó que algunas fueron colocadas en ataúdes de madera que no resistieron el paso del tiempo, y que en uno de los ataúdes, hallaron inscripciones que imitan jeroglíficos.

Kuraszkiewicz estima que “el artesano que lo pintó aparentemente no sabía leer y quizás trató de reproducir algo que había visto antes. en cualquier caso, algunos de los caracteres pintados no son signos de la escritura jeroglífica, y el conjunto no crea un texto inteligible”.

El experto supone que la fosa que rodea la pirámide pudo reflejar creencias de los antiguos egipcios sobre la vida después de la muerte, y que “pudo ser un modelo de un camino que el faraón tuvo que cruzar para alcanzar la vida eterna; un camino con obstáculos como muros con pasajes ubicados cerca de la parte superior, quizás protegidos por criaturas peligrosas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here