Especialistas del Instituto de Arqueología y Etnografía de la sección siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia hallaron un ‘lápiz’ prehistórico en las cuevas de Denísova, ubicadas en el macizo de Altái en Siberia, que los pobladores de la antigüedad supuestamente usaron con fines artísticos.

Los arqueólogos rusos ubicaron el trozo tallado de hematita, forma mineral del óxido de hierro, en una capa que data de hace 45 a 50 mil años, correspondiente al Paleolítico superior.

A principios de diciembre la Academia de Ciencias de Rusia informó que arqueólogos descubrieron este año en la misma cueva un gran fragmento de diadema que se remonta a la Edad de Piedra.

La antigüedad de estos hallazgos es similar a la de la falange de dedo de una niña descubierta en 2008 en el mismo lugar, el analisis de cuyo genoma evidenció que fue una híbrida entre el neandertal y un tipo de homínido previamente desconocido que fue bautizado como el Hombre de Denísova o denisovano.

Sobre el nuevo hallazgo, el director del Instituto de Arqueología y Etnografía, Mijaíl Shunkov, dijo en rueda de prensa que “es un pigmento natural que tiene la forma de un supuesto lápiz”.

Explicó que “podemos denominarlo como artefacto porque esta herramienta fue tallada. No conocemos su uso específico, pero, supuestamente, se usó con determinados fines artísticos. Se trata del primer hallazgo de este tipo en las cuevas de Denísova”. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here