Un ‘juego de mesa’ de 4 mil años de antigüedad fue descubierto en el parque nacional de Gobustán, en Azerbaiyán, por el antropólogo estadounidense Walter Crist.

De acuerdo con el portal Live Science, el tablero, bautizado como de los ’58 hoyos’, habría sido utilizado por pastores nómadas para divertirse e interactuar entre ellos.

El hallazgo data de la Edad de Bronce y consta de un patrón distintivo de 58 pequeños agujeros realizados en el suelo cuyo esquema está muy relacionado con otro juego, ‘Perros y Chacales’, encontrado en la tumba del antiguo faraón egipcio Amenemhat IV, que vivió en el siglo XVIII antes de Cristo. 

Aunque todavía las reglas del juego no están claras, muchos arqueólogos piensan que su lógica es similar a la del juego de mesa Backgammon y creen que se utilizaban semillas o piedras fichas para moverse a lo largo del tablero hasta alcanza una meta. Los jugadores pudieron haber utilizado dados o palos para determinar el movimiento de las fichas, aunque no se ha encontrado evidencia al respecto.

De acuerdo a la investigación, se cree que este ‘juego de mesa’ estaba muy extendido geográficamente. Sus rastros han aparecido en el antiguo Oriente Medio,incluyendo Egipto, Mesopotamia y Anatolia.

El experto Walter Crist dijo al portal que los juegos eran “una cosa exclusivamente humana, una especie de abstracción: mover piedras en espacios en blanco en el suelo no tiene un efecto real en tu vida diaria, excepto por el hecho de que te ayuda a interactuar con otra persona”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here