La directora general de la Organización Panamericana de la Salud advirtió este martes de que existe un verdadero peligro de que se produzca un brote a gran escala de COVID-19 en Haití, al que seguiría una crisis humanitaria. Al mismo tiempo, señaló que se está doblando el número de casos del coronavirus en cuestión de días en muchas zonas de la región.

Carissa Etienne destacó en rueda de prensa que, aunque solo hubo 100 casos y 11 muertes comunicados hasta el momento en Haití, un tercio son de transmisión local y la probabilidad de que continue la propagación es extremadamente alta.

“Ya han regresado 17.000 haitianos de la República Dominicana, donde hay transmisión comunitaria y se espera que este número llegue a 55.000 en dos o tres semanas”, especificó.

La máxima responsable de la Organización señaló que no hay la suficiente conciencia en las comunidades sobre la amenaza que representa la COVID-19 y que es extremadamente difícil establecer el distanciamiento social adecuado en la nación caribeña.

“La mayoría de los haitianos no tienen acceso a agua potable y saneamiento, y muchos viven en hogares atestados donde la cuarentena y el aislamiento son un reto. Además, existe el riesgo de que la creciente inseguridad alimentaria provoque hambruna”.

A estos factores hay que añadirle la delicada situación política en el país, los disturbios civiles o las limitaciones de un sistema sanitario que ofrece pocas camas para el tratamiento de los pacientes con coronavirus, tiene un número insuficiente de profesionales sanitarios y un número inadecuado de equipos de protección.

Otros países americanos han visto duplicados sus contagios en pocos días.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here