La legislación presentada en Estados Unidos en relación a la Ley de implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá como parte del proceso regular de ratificación, contempla apartados habituales de este tipo de legislación, pero adiciona la designación de hasta 5 agregados laborales estadounidenses en México con la responsabilidad de monitorear la implementación de la reforma laboral en curso en nuestro país.

Esto dijo hoy el subsecretario Jesús Seade sobre el proceso de ratificación del T-MEC, y aclaró que la disposición no fue consultada con México, y “desde luego, no estamos de acuerdo”.

El representante mexicano en la negociación del Tratado precisó que esta legislación, parte esencial del proceso de ratificación de todo acuerdo comercial en Estados Unidos, tiene el propósito de convertir un tratado en ley, que en México es automático y en Estados Unidos se traduce en ley activamente.

Precisa que  la iniciativa de Ley de implementación recién firmada, no forma parte del Tratado acordado entre los 3 países, sino que es una legislación auxiliar del ámbito interno de los Estados Unidos, y que México desarrollará legislación secundaria de manera similar para armonizar lo dispuesto en el Tratado con el Congreso.

Señala Seade que a diferencia del resto de las disposiciones, claramente del ámbito interno de los Estados Unidos, la disposición referida tiene efectos con respecto a nuestro país y por lo tanto, debió haber sido consultada.

Más aún, como quedó establecido en el Protocolo, se establecerán paneles para resolución de controversias en materia laboral y otras materias, por lo que esta figura es innecesaria y redundante.

Por ello, envió una carta expresando la sorpresa y preocupación de México al Representante Comercial de Estados Unidos, embajador Robert Lighthizer, y apunta que este domingo viajará a Washington para plantearle lo anterior directamente a él y a los legisladores estadounidenses.

De acuerdo a la legislación mexicana y a las disposiciones de derecho internacional vigentes, la presencia de funcionarios extranjeros requiere la autorización del país anfitrión, como ha sido siempre el caso de los agregados que México y Estados Unidos han acreditado en cada país, incluyendo aquellos en materia laboral que hemos tenido.

En este momento, Estados Unidos tiene acreditada a una funcionaria diplomática cuyas actividades cubren los temas laborales, y México ha tenido 2 agregados laborales en nuestra Embajada en Washington.

Los funcionarios estadounidenses acreditados en su Embajada y consulados en México, como podría ser un agregado laboral, no pueden tener en ningún caso atribuciones de inspección de conformidad con la legislación mexicana.

Agregó el subsecretario que informará de lo anterior al sector empresarial, así como a las secretarias de Economía y del Trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here