Uno de los directores de orquesta más grandes de la historia vio la primera luz un 4 de marzo, solo que de 1925 en la ciudad francesa de Marsella: Paul Mauriat. conocido mayormente por realizar arreglos orquestales de música popular.

Creció en Marsella  e inició sus estudios musicales desde los 4 años de edad, en el conservatorio de la localidad, y 10 años más tarde los concluyó como primer lugar de su generación, lo que le valió a obtener su propia orquesta años después.

En la década de 1950 se hizo director musical de cantantes franceses de la talla de Charles Aznavour y Maurice Chevalier, a quienes acompañó en diversas giras.​

Un par de sus composiciones fueron éxitos en todo el mundo: “I will follow him” y “Mon Credo”, interpretado por la famosa francesa Mireille Mathieu, para quien significó el lanzamiento a su carrera como intérprete en Europa y resto del mundo.

En 1958 grabó su primer disco de larga duración antes de firmar contrato con la compañía Bel-Air hasta 1965 que firmó para Philips, donde realizó la mayor parte de sus grabaciones hasta 1993.

Muriat logró en 1968 una hazaña originada en el Festival de Eurovisión: la versión original, L’amour est bleu, cantada por Vicky Leandros, obtuvo el cuarto puesto de Luxemburgo en el concurso de 1967. El álbum de arreglos de música instrumental de Mauriat encabezó las listas de éxitos de ese año y vendió alrededor de dos millones de copias.

Con su orquesta también llegó al número 1 con Blooming Hits.3​

En los años 70 tuvo otros 2 éxitos: “Love in Every Room” y “Chitty Chitty Bang Bang”. A pesar de que la popularidad de Mauriat disminuyó continuó vendiendo en todo el mundo de manera aceptable, particularmente en Europa. Después de los años 80, el autor ralentizó la publicación de grabaciones a medida que su audiencia occidental disminuía, pero encontró seguidores en Extremo Oriente y realizó giras por Rusia, China y Japón hasta 1998, cuando el director, con 73 años, realizó su última actuación al frente de su orquesta. ​

En 1999, el ex pianista principal Gilles Gambus se convertiría en director de la orquesta, luego de que, a sus  75 años, Mauriat  decidió de encargarle la dirección de su orquesta, tras dar a conocer que tenía un mal incurable: el perfeccionismo, por lo que no se sentía en condiciones de seguir entregando obras de la misma manera en que lo había hecho antes.

En su último concierto en Japón, en 1998, titulado ‘Sayonara Concert’, interpretó algunos de sus grandes éxitos, como ‘Space race’, ‘Invitation to the dance’, ‘Caravan’, ‘Dolls and dreams’, ‘Toccata’ y ‘Penelope’, entre otros.​

Finalmente, Paul Muriat falleció a los 81 años de edad  el 3 de noviembre de 2006, en Perpignan, Francia. Su canción Love is blue llegó a ser un gran éxito en Estados Unidos en 1968, segundo tema instrumental en alcanzar el número uno del ranking Billboard, después de Telstar de The Tornados, en 1963. Gracias a ella, Mauriat es el único francés en haber logrado ser número uno en ventas en Estados Unidos durante 5 semanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here