James Paget nació el 11 de enero de 1814 y fue un cirujano y patólogo británico, recordado por la enfermedad de Paget​, y considerado con Rudolf Virchow uno de los fundadores de la patología científica.

Sus trabajos incluyeron Conferencias sobre Tumores (1851) y Conferencias sobre Patología Quirúrgica (1853). Mientras en general se lo considera en referencia a los huesos con la enfermedad epónima, hay actualmente 3 enfermedades nominadas después de él: osteítis deformante (enfermedad ósea de Paget), enfermedad de Paget de seno (una forma de cáncer de mama intraductal que se desarrolla en la piel alrededor del pezón), y la enfermedad de Paget extramamaria.

Fue el padre de Stephen Paget (1855-1926), cirujano inglés que propuso por primera vez la teoría de la “semilla y el sustrato” de la metástasis.

Es probable que James no fuera tan famoso cirujano, como John Hunter (1728-1793), aunque profundizó su práctica con teoría científica, o esperó más por la certeza. En fisiología leía perfectamente literatura en francés, alemán, neerlandés, italiano, y realizaba estudios y trabajos con el microscopio, a nivel de Robert Owen, quien en 1851 había sido el primer fisiológo de Europa, o tener su primera práctica quirúrgica en Londres, con un baronazgo.

Sus conferencias de fisiología en el Hospital San Bartolomé fueron la principal causa del ascenso en la fortuna de su escuela, la cual en 1843 tenía bajo puntaje.

En patología ocupó un lugar que estaba vacío desde la muerte de Hunter en 1793; y el tiempo de transición de la enseñanza de Hunter, ocurre la profundización de los estudios de microscopía. Fue gracias a Paget que hace a la patología dependiente, del uso del microscopio, especialmente en la patología de tumores.

Cuando comienza en 1851 prácticas cerca de Cavendish Square, debe perseverar para tener éxito en su vida profesional, hasta que en 1858, gana una posición de cirujano extraordinario de la Reina Victoria, y en 1863 cirujano ordinario del Príncipe de Gales.

Fue por años el más grande cirujano práctico en Londres. Muchos casos llegaban a él para un juicio final, con especial frecuencia tumores, y toda clase de enfermedades de los huesos y de las articulaciones y hasta casos neuróticos con síntomas de enfermedades quirúrgicas.

Descubre la enfermedad del pezón y la de lo huesos (osteitis deformante) que luego son epónimas suyas; y fue el primero en urgir la remoción del tumor en vez de la amputación del miembro, en casos de sarcoma mieloide.

En 1871, recibe el honor del baronazgo de Harewood Place (Middlesex); en 1875 fue presidente del “Real Colegio de Cirujanos”, y en 1877 orador de Hunter; en 1881 fue presidente del “Congreso Internacional de Medicina” en Londres y recibe, en Cambridge, una memorable dirección en Patología Elemental, por sus esfuerzos en entender a ciertas enfermedades de plantas y árboles de aquellas del cuerpo humano, en 1889 es miembro de la Real Comisión sobre Vacunación.

Falleció en Londres el 30 de diciembre de 1899, a los 85 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here