Robert James Fischer, más conocido como Bobby Fischer, nació en Chicago el 9 de marzo de 1943 y murió un 18 de enero pero de 2008, en Islandia. Gran maestro de ajedrez y campeón mundial en 1972, fue el único norteamericano que lo ha logrado.

Fischer aprendió a jugar ajedrez a la edad de 6 años, gracias a las instrucciones que venían en un estuche con diversos juegos que le regaló su hermana. Su interés por el juego ciencia creció hasta llegar a la obsesión, y para enero de 1951, Bobby participó en una sesión de simultáneas contra el maestro Max Pavey, siendo su primera aparición pública como ajedrecista.

El presidente del Brooklyn Chess Club, Carmine Nigro, fue su mentor de ajedrez, le enseñó los fundamentos de la estrategia y le introdujo en el mundo del ajedrez de competición, coincidiendo con los tiempos en los que la escuela soviética de ajedrez que dominó la disciplina desde 1948 hasta la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

Fischer ganó todos los torneos en los que participó desde diciembre de 1962 hasta el Campeonato del Mundo de 1972, con solo 2 excepciones: el Torneo Memorial Capablanca de 1965 en La Habana y que Bobby jugó por teletipo desde Nueva York en el que quedó empatado en segundo lugar con Borislav Ivkov y Geller; y la Copa Piatigorsky de 1966, en la que ocupó el segundo lugar.

En toda su carrera jamás perdió un enfrentamiento individual o match, como se le conoce en la jerga ajedrecística.

El encuentro por el campeonato del mundo de 1972 entre Fischer y el soviético Boris Spassky fue singular por diversas razones, Reikiavik, capital de Islandia, recibió el choque de 2 mitos del tablero. El primero, Fischer, que nunca había ocultado su fobia deportiva hacia los grandes maestros soviéticos. El rival no era solo era  Spassky, jugador de talento excepcional al que Fischer no había podido vencer antes de este encuentro, sino la estructura de ajedrez de la Unión Soviética, dirigida por el Comité de Educación Física y Deportes, que había producido a todos los campeones y subcampeones mundiales desde 1948, y había ganado todas y cada una las Olimpíadas que se habían efectuado desde entonces.

Por unos meses la Guerra Fría se trasladó a un tablero de ajedrez.

En la primera partida, Fischer perdió cuando cometió un error al comer un peón con su alfil que después del movimiento de un peón de Spassky quedó sin escapatoria siendo presa fácil para el rey que se encontraba cerca. Bobby no se presentó a la segunda partida alegando disconformidad con la organización, pero venció en la tercera, la cuarta partida terminó tablas y, desde la quinta, se impuso el  estadounidense. Fischer venció a su rival tras 21 partidas  y se coronó campeón mundial el 1 de septiembre de 1972 con 7 partidas ganadas, 3 perdidas y 11 tablas.

Nunca más volvió a jugar internacionalmente y perdió el título por no aceptar defenderlo.

El 17 de enero de 2008, Fischer falleció a los 64 años en Reikiavik  a causa de una enfermedad renal y fue enterrado en una tumba sencilla en un cementerio cercano a Selfoss, pequeña localidad costera al sudoeste del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here