El presidente de Colombia, Iván Duque, emitió anoche un mensaje a la nación y dijo que su gobierno escucha la voz de la ciudadanía, luego de las movilizaciones a nivel nacional en las que miles de ciudadanos protestaron por el rumbo que lleva su gobierno y en las que al menos 3 personas murieron.

 

Sin embargo, Duque no dejó entrever algún cambio en su administración en torno a un paquete de reformas que generaron en gran parte las protestas del jueves.

 

Decenas de miles de colombianos se manifestaron en la calle rechazando el paquete de medidas económicas en el que según centrales obreras que convocaron las protestas, el gobierno quiere modificar el régimen laboral y de jubilaciones en detrimento de los trabajadores, pagando menos que el mínimo a los jóvenes, aumentando la edad de jubilación y eliminando el fondo estatal de pensiones.

 

En su mensaje emitido por televisión, el presidente colombiano cuestionó la violencia ocurrida en algunas de las protestas que ocurrieron en calles de las grandes ciudades del país, y señaló que pese a los actos de violencia, “atribuibles a vándalos que no representantes el espíritu de los marchantes colombianos, demostramos que este país puede ejercer las libertades individuales sin vulnerar las de los demás”.

 

El mandatario dijo que “hablaron los colombianos y los estamos escuchando, el diálogo social ha sido la bandera principal de este Gobierno, debemos profundizarlo con todos los sectores de esta sociedad”.

 

Duque no habló del cacerolazo que se escuchó un buen rato en Bogotá y otras ciudades, pero sí destacó el trabajo de la “la Fuerza Pública, alcalde y gobernadores”. De hecho, quiso enfocar su mensaje en la violencia y expresó que. “son vandalismo puro y no obedecen a una expresión de la voluntad popular ni serán legitimados por el derecho a la protesta. No permitiremos saqueos ni atentados contra la propiedad privada y vamos a aplicarles todo el peso de la ley”.

 

El presidente convocó a un consejo extraordinario de ministros en la Casa de Nariño, sede del Gobierno, para evaluar los efectos de las marchas, algunas de las cuales derivaron en actos vandálicos en varias ciudades.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here