La guerra comercial Estados Unidos y China genera preocupación entre cada vez más empresas norteamericanas y tanto Amazon como los usuarios del servicio de comercio electrónico están preocupados por los perjuicios que podrían ocasionarles el conflicto entre las 2 potencias económicas.

Para Amazon, una posible caída en las ventas provocará la reducción en sus ingresos por comisiones y tarifas que cobra para utilizar su tienda virtual, y junto al gigante estadounidense, los primeros perjudicados serían comerciantes de menor volumen, que deberán adelantar sus órdenes de compra y estimar cuál será el valor de los productos en Navidad cuando obtienen buena parte de sus ingresos anuales.

Para evitar pérdidas, tienen varias opciones: aumentar los precios, comerciar con otros países o acumular existencias, que también tiene sus costos.

Joel Sutherland, director gerente del Instituto de Gestión de la Cadena de Suministro de la Universidad de California en San Diego, explica que “las empresas más pequeñas tienen un problema importante” debido a que “tenemos una Administración que dice una cosa hoy y hace otra mañana” y eso “plantea riesgos tremendos”.

Por su lado, los fabricantes chinos intentan evitar el alza de tarifas y buscan nuevos mercados en Europa, Japón y Australia.

Frente a esta situación, Amazon acordó pagar hasta un 10 % más por los productos afectados por la suba de tarifas y detalló que trabaja con los proveedores para que el ajuste sea “lo más suave posible”.

Otra empresa, FedEx, demandó a Washington porque a su juicio las restricciones a las exportaciones e importaciones en medio de las disputas comerciales y sanciones generan una “carga insoportable” para las compañías de envíos.

La empresa aseguró en un comunicado que las restricciones representan una “carga irrazonable para Fedex al tener que vigilar los millones de envíos que pasan por su red cada día” o enfrentar elevadas multas.

La empresa aseguró que es imposible para sus empleados determinar “el origen y la composición tecnológica de los contenidos de todos los envíos” que maneja y si cumplen con las leyes estadounidenses.

El comunicado fue divulgado luego de que China pidiera a FedEx explicar por qué un paquete de Huawei a Estados Unidos no fue entregado, en el segundo roce entre las dos compañías en menos de un mes. (agencias)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here