El autoproclamado presidente interino venezolano, Juan Guaidó afirmó en rueda de prensa al término de un encuentro con representantes de varios gremios en Caracas, que llevarán a cabo “un paro escalonado en la administración pública propuesto por los sindicatos”.

El también líder del Parlamento opositor, aseguró que “los trabajadores no quieren nada regalado, quieren tener un sueldo digno” al tiempo que “los empleados públicos están secuestrados por la dictadura”, en alusión al gobierno de Nicolás Maduro..

Guaidó explicó que “vamos a construir las capacidades para no seguir colaborando con la dictadura, para que los empleados públicos no se vean obligados a cooperar nunca más ni ser obligados a nada”, además de que ofreció que la Asamblea Nacional, va a proponer “una Ley de Amnistía para los trabajadores” y anular “todos esos despidos y persecución”.

Ofreció que este miércoles, “el Parlamento inicia proceso de reuniones con los sindicatos de trabajadores para restituir el servicio público de la nación”, después de que tuviera un encuentro el martes con sindicalistas de la Cancillería, la eléctrica estatal Corpoelec, telefónicas y petroleras, agrupaciones bajo el control del gobierno.

Advirtió de paso que “sabemos que van a empezar las amenazas, la persecución”,  tras criticar que el país tenga “indicadores de guerra” como una contracción del Producto Interno Bruto de más del 50% y una inflación que superó los 2.000.000% el año pasado.

Guaidó, reiteró su objetivo de que Nicolás Maduro renuncie para que se forme un gobierno de transición y se celebren nuevas elecciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here